Con toda la información recogida, todos los factores predisponentes, diversas etiologías, la movilidad del coxis, la sintomatología acompañante y los síntomas predominantes, plantearíamos un enfoque terapéutico rehabilitador, global, multimodal e individualizando, en función de los síntomas con los que nos encontremos; en donde en la mayoría de las coccigodinias crónicas, el tratamiento de elección es la combinación del tratamiento manual endocavitario, el cual actúa sobre la musculatura del suelo pélvico, mejorando el espasmo del elevador y sobre la articulación sacrococcígea e intercoccígea, mejorando la movilidad de ésta; junto con las infiltraciones locales del coxis; consiguiendo mejorías sintomáticas de hasta el 85% de los casos, con la combinación de estos dos tratamientos (terapia manual endocavitaria junto con las infiltraciones locales del coxis). La secuencia a seguir, si realizamos antes un tratamiento manual y a continuación la infiltración local del coxis o a la inversa, vendrá determinado por la sintomatología que asocie, si el espasmo del músculo elevador o síndrome miofascial del músculo elevador del ano está mas o menos pronunciado y del dolor o inflamación localizada sobre el coxis; de ahí la importante de la valoración por el médico rehabilitador.

Respecto a las infiltración locales del coxis, éstas preferiblemente se pueden realizar ecoguiadas, lo que le ofrece a nuestras técnicas y resultados una mayor eficacia, al visualizar “la diana”, el punto exacto del coxis, donde tenemos que depositar nuestra medicación; y se realizan en nuestras propias consultas de rehabilitación, siendo una técnica, que después de un tiempo de aprendizaje, resulta fácil de hacer y bien tolerada por el paciente.

En ocasiones, cuando el tratamiento manual sobre el espasmo del elevador no es suficiente, tenemos que asociar otras técnicas intervencionistas, como son las infiltraciones vaginales o transperineales con el objetivo de desactivar ese espasmo del elevador; técnicas que igualmente se realizan en la propia consulta del médico rehabilitador, precisando igualmente de una curva de aprendizaje.

Al mismo tiempo, dentro de este abordaje global del paciente, se deben de tratar todas las disfunciones musculoesqueléticas que se asocie a nivel toraco-lumbar, complejo glúteo y abdominal, ya que no tendría ningún sentido actuar sólo sobre el coxis, si no eliminamos otros puntos generadores de dolor que pueden perpetuar esta cocccigodinia; y de esta forma conseguiremos controlar la posición del sacro y el cóccix a fin de aliviar  la sobrecarga y el dolor coccígeo; para ello, en los casos crónicos, cuando con las terapia manuales no son suficientes, disponemos en rehabilitación de diferentes técnicas intervencionistas, como las infiltraciones ecoguiadas sobre el complejo glúteo o el músculo piramidal, con anestésico, corticoides o toxina botulínica, que consiguen mejorar esas disfunciones musculares.

Y por último, dentro de este tratamiento multimoldal y de forma complementaria a todo lo expuesto anteriormente, con objetivos analgésicos, para paliar el dolor, mientras intervenidos con las otras técnicas intervencionistas,  se podría aplicar otras opciones terapéuticas, como son la electroterapia coadyuvante como los tens, la onda corta, y las ondas de choque, que cada vez son más los estudios que se publican sobre esta técnicas y en esta entidad; también resultan de utilidad los parches de capsaicina al 8% de uso hospitalario, así como las cremas de capsaicina local de uso domiciliario.

Dra. Ana Borobia Pérez

Medicina Física y Rehabilitación

Reseñas bibliográficas:

Lirette LS, Chaiban G, Tolba R, Eissa H. Coccydynia: an overview of the anatomy, etiology, and treatment of coccyx pain. Ochsner J. 2014 Spring;14(1):84-7. PMID: 24688338; PMCID: PMC3963058

Elkhashab Y, Ng A. A Review of Current Treatment Options for Coccygodynia. Curr Pain Headache Rep. 2018 Mar 19;22(4):28. doi: 10.1007/s11916-018-0683-7. PMID: 29556817.

Aggarwal, A., Kumar, S., & Kumar, D. (2013). Factors influencing the evaluation and management outcomes of coccygodynia: a literature review. Journal of back and musculoskeletal rehabilitation26(2), 105-115.

Maigne JY, Doursounian L, Chatellier G. Causes and mechanisms of common coccydynia: role of body mass index and coccygeal trauma. Spine (Phila Pa 1976). 2000 Dec 1;25(23):3072-9. doi: 10.1097/00007632-200012010-00015. PMID: 11145819

Scott, K. M., Fisher, L. W., Bernstein, I. H., & Bradley, M. H. (2017). The treatment of chronic coccydynia and postcoccygectomy pain with pelvic floor physical therapy. PM&R9(4), 367-376.

Seker, A., Sarikaya, I. A., Korkmaz, O., Yalcin, S., Malkoc, M., & Bulbul, A. M. (2018). Management of persistent coccydynia with transrectal manipulation: results of a combined procedure. European Spine Journal27(5), 1166-1171.