Todos conocemos los beneficios del ejercicio físico en nuestro cuerpo y también sabemos la importancia de encontrar el ejercicio que nos guste y nos motive.  Pero… ¿pensamos en nuestro suelo pélvico a la hora de practicarlo? Vamos a retomar este tema que ya abordamos en un post anterior (https://pelvicsalud.com/el-ejercicio-fisico-es-bueno-para-el-suelo-pelvico/).

Muchas mujeres que realizan ejercicio físico, sobre todo de impacto como correr o ejercicios que implique saltos, como el crossfit, sufren incontinencia (IU). ¿qué aconsejamos a las pacientes en estas situaciones?

  • Intentar cambiar el tipo de ejercicio que se practica evitando el impacto, existen otro tipo de ejercicios menos lesivos para el suelo pélvico y que pueden ser igual de buenos física y psicológicamente (bicicleta, elíptica…)

Independientemente de si decide abandonar su ejercicio habitual, siempre vamos a aconsejar un programa de fortalecimiento del suelo pélvico.

  • Si la paciente no quiere abandonar su ejercicio habitual, situación que nos encontramos en numerosas ocasiones, tenemos que aconsejar igualmente un programa de rehabilitación de suelo pélvico dando mucha importancia a trabajar el “core abdominal” y la postura.

Por otro lado, podemos recomendar diferentes dispositivos de protección urinaria para utilizar durante la actividad física.

¿Cómo actúan estos dispositivos?

Se introducen en la vagina y elevan la vejiga modificando levemente la dirección del cuello de la vejiga y presionando la uretra, de manera que reducen o evitan esas pérdidas durante el impacto.

¿qué dispositivos se pueden utilizar?

  • Tampones para incontinencia, parecidos a los tampones higiénicos para la menstruación, hay que humedecerlos previo a introducirlos en la vagina para facilitar la inserción. Existen diferentes tamaños en el mercado y diferentes tallas. Son reutilizables durante varios usos.
  • Pesarios, estos dispositivos que suelen utilizarse para los prolapsos, también pueden utilizarse para evitar esas pérdidas en el momento de practicar ejercicio. Actúan ejerciendo una presión negativa al adherirse con un efecto de succión a las paredes de la vagina. Son fáciles de introducir y de extraer mediante un cordón anclado al pesario Consulta con un especialista de suelo pélvico cual sería el más indicado en tu caso.
  • Algunas pacientes utilizan la copa menstrual o incluso tampones higiénicos normales o el cinturón pélvico.
  • El cinturón pélvico es diferente de las fajas abdominales, actúa corrigiendo la postura, evitando la hiperlordosis lumbar, protegiendo  el suelo pélvico de hiperpresiones y disminuyendo de ese modo las pérdidas durante los esfuerzos.

¡Ojo! A veces el suelo pélvico esta tan debilitado, que estos dispositivos se pueden ir moviendo o incluso “cayendo “durante la realización del ejercicio.  Por eso es siempre muy importante continuar fortaleciendo tu suelo pélvico y core abdominal independientemente del ejercicio que practiques.

Consulta con tu médico especialista en suelo pélvico si puedes utilizar algún dispositivo!

María García Bascones

Medicina Física y Rehabilitación

Ref. bibliográficas:

  • Bachmann  G,  Wiita B. Womens Health . External occlusive devices for management of female urinary incontinence. 2002 Nov;11(9):793-800. doi: 10.1089/15409990260430936.