Continuamos exponiendo aquellas circunstancias que pueden contribuir al desarrollo o exacerbación del síndrome de vejiga hiperactiva.

Anteriormente hemos expuesto como la edad y el sexo pueden influir en la aparición de síntomas urinarios, pero existen una serie de factores de riesgo sobre los que sí tenemos control, es por ello que la modificación de ciertas conductas nos van a ayudar a un mejor control de los síntomas.

El exceso de peso (obesidad) no solo aumenta la presión sobre la vejiga. Esta condición física afecta al llegada de sangre a los tejidos y afecta a la actividad de los nervios de la vejiga (“daña sus conexiones”) provocando problemas de control sobre la micción. Por tanto, bajar de peso (entre 5 y 10%) puede ser suficiente para que los síntomas mejoren.

La diabetes produce lesión de los nervios a todos los niveles (conocido como neuropatía diabética), y cuándo afecta a los que están encargados del funcionamiento de la vejiga puede favorecer la aparición de urgencia y frecuencia miccional.

Fumar también afecta a la función nerviosa de la vejiga. La nicotina, así como otros componentes del tabaco, son estimulantes del músculo que produce la contracción de la vejiga (detrusor), y esto  favorece la aparición de urgencia e incontinencia.  Las afectaciones respiratorias asociadas al consumo de tabaco (como la tos crónica) tienen un impacto negativo directo la musculatura de la pelvis y la presión que ejerce el abdomen.

El consumo de bebidas estimulantes (que contienen cafeína y/o teína) aumentan la actividad del músculo detrusor, produciendo aumento de la frecuencia y urgencia miccional, por tanto de deben consumir sustitutos como por ejemplo café descafeinado, achicoria o infusiones sin teína.

El alcohol hace que la vejiga reciba más cantidad de líquido (efecto diurético), aumentando las veces que vamos a orinar.

También debemos poner atención en los refrescos gaseosos, ya que actúan como un “irritante” de la vejiga. Hay que tener en cuenta que en ocasiones se asocian a sustancias estimulantes como la cafeína, potenciando su efecto negativo sobre el aparato urinario.

Para finalizar recordar que el exceso de especias y condimentos picantes pueden desencadenar una respuesta inflamatoria en el organismo, incluyendo la vejiga, con el consiguiente aumento de las ganas de orinar.

Más información…, https://pelvicsalud.com/que-medidas-puedo-tomar-para-tratar-la-vejiga-hiperactiva/

Jesús Martínez Ruiz

Urólogo