¿CÓMO TRATAR LOS SÍNTOMAS ASOCIADOS AL SINDROME GENITOURINARIO?

Como adelantábamos en el anterior post  el Síndrome Genitourinario de la menopausia  es una patología relativamente frecuente pero poco tratada y poco diagnosticada en las pacientes con  cáncer de mama.

Hablábamos que puede dar síntomas muy variados desde síntomas localizados más en la zona vulvovaginal, como puede ser la sensación de sequedad, quemazón, picor, falta de lubricación en las relaciones sexuales o incluso dolor en las mismas, el sangrado o el spotting.

A nivel urinario los síntomas pueden incluir dolor al orinar, urgencia miccional (deseo imperioso y repentino de orinar), incontinencia asociada o no a dicha urgencia o infecciones de orina e incuso hematuria (sangre en la orina).

En este post nos vamos a centrar algo más en el tratamiento de los síntomas de este Síndrome.

Independientemente del tipo de tratamiento realizado para tratar el cáncer, en las pacientes con cáncer de mama y síntomas genitourinarios el tratamiento de elección de primera línea es el tratamiento no hormonal, es decir hidratantes y lubricantes

Hidratantes vaginales:

Su uso continuado produce cambios en el contenido del fluido del epitelio de la vagina, lo que produce un aumento de la humedad vaginal proporcionando alivio sobre todo en los síntomas de sequedad vaginal. 

Se utilizan diferentes compuestos para su fabricación, con el mismo objetivo que sean capaces de acumular agua para ir liberándola lentamente.  Existen muchos productos en el mercado e independientemente de cual se utilice la recomendación es su uso regular dos o mas veces a la semana DE POR VIDA.

Lubricantes vaginales:

Son un complemento a los hidratantes vaginales y se utilizan durante las relaciones sexuales para disminuir el roce o fricción durante el coito. También existen muchos productos en el mercado con diferentes composiciones y es la paciente la que debe decidir cual se adapta mejor a ella y su pareja.

Tratamiento hormonal

El tratamiento hormonal es el tratamiento de elección en los casos de síntomas moderados o graves de este Síndrome. A diferencia de los hidratantes, el tratamiento hormonal restaura la microbiota normal de la vagina y aumenta su vascularización, mejorando la atrofia del epitelio. 

En pacientes con cáncer de mama y síntomas moderados o graves de Síndrome genitourinario  podría considerarse la indicación de este tratamiento a dosis bajas y siempre en consenso con el oncólogo o el ginecólogo.

Parece que los estrógenos a nivel vaginal en pacientes que por su cáncer de mama tienen un tratamiento de base con antiestrógenos (Tamoxifeno o Raloxifeno) podría ser un tratamiento seguro, SIEMPRE como segunda elección y en casos de sintomatología moderada a severa.

Diferentes estudios han demostrado que la terapia con estrógenos intravaginales a bajas dosis no han mostrado relación con un incremento de riesgo de recurrencia  del cáncer de mama.

Para las pacientes tratadas con Inhibidores de la aromatasa (Letrozol) la mayoría de los autores no recomiendan su uso. Si lo síntomas son graves se puede valorar el caso con el oncólogo que es el que debe evaluar el beneficio – riesgo de su indicación. En casos puntuales se ha propuesto realizar la sustitución de Letrozol por Tamoxifeno mientras dura el tratamiento con estrógenos vaginales, pero insistimos en que debe ser una decisión consensuada con el oncólogo y por supuesto con la paciente.

En próximos posts hablaremos de recomendaciones para mejorar la salud vaginal y otros tipos de tratamientos o terapias complementarias para este síndrome y qué hacer cuando los síntomas se mantienen a pesar del tratamiento.

María García Bascones.

Medicina Física y Rehabilitación.

BIBLIOGRAFIA:

–   Le Ray I, Dell ´Aniello S, Bonnetain F et al. Local estrogen therapy and risk of breast cancer reucrrence among hormone- treated patients: a nested case.control study. Brest Cancer Res Treat 2012;135:603.

– American College of Obstetricians and Gynecologist¨s committe on Gynecologic Practice , Farrel R. ACOG Committee Opinion nº659 Summary: The use of vaginal estrogen in womwn with a history of Estrogen- Dependent Breast Cancer. Obstet Gynecol 2016;2016;127:618.

– Al- Baaghdadi O, Ewies AA. Topical estrogen therapy in the management of postmenopausal vaginal atrophy:an up-to-date overview. Climateric 2009; 12:91