Como ya ha sido comentado en otras entradas, los inhibidores de la 5 fosfodiesterasa (I-5PD) son los fármacos que se utilizan para el tratamiento de la disfunción eréctil, cuando esta no mejora con la modificación de los hábitos de vida y corrección de los factores de riesgo. Son fármacos seguros y eficaces, pudiendo mejorar la calidad de las erecciones hasta en un 80% de los pacientes.

Es relativamente frecuente que el efecto que se busca con este tratamiento oral no sea satisfactorio con la ingesta del primer comprimido, lo cual puede llevar a pesar al paciente que el tratamiento no funciona. Pero ¿cuáles son las posibles razones de la ausencia de éxito y qué podemos hacer para conseguirlo?

Es posible que la primera vez que se toma este tipo de comprimidos no se consiga el efecto deseado porque se desconoce cómo actúa el fármaco, lo cual puede llevar a la pérdida de confianza en la terapia y a la inseguridad en sucesivas ocasiones (dificultando conseguir una erección satisfactoria). Es recomendable, siempre y cuando se haya tolerado bien el fármaco, utilizarlo más veces en días diferentes antes de desestimar su uso.

Dependiendo del tipo de I-5PD que se ingiera, el tiempo desde su toma hasta que comienza a hacer efecto es distinto, por tanto, es necesario dejar pasar el tiempo que recomienda el laboratorio entre la toma y la reacción (ver tabla). Es interesante planificar o cuando no se puede anticiparse. También habrá que revisar las posibles interacciones con las comidas o con otros fármacos que puedan mermar su función.

Principio activoComienzoDuraciónDosisInteracción comidas
Sildenafilo30-60 min6-8 h25-50-100 mgSI
Tadalafilo30 minhasta 36 h5-10-20 mgNO
Vardenafilo30 min *6-8 h5-10-20 mgSI
Avanafilo15-30 minhasta 18 h50-100-200 mgSI
* La presentación bucodispersable del vardenafilo presenta un comienzo de acción más rápido (menor de 30 min).

Si se ha prescrito dosis bajas o intermedias del fármaco y no se ha logrado el objetivo es recomendable tomarlo a dosis plenas (dosis altas), siempre tras la consulta y supervisión con su médico prescriptor. Este tipo de fórmulas suelen ser entorno a un 20% más eficaces. Al igual que antes, es necesario probarlas repetidamente (3-4 veces) antes de llegar a la conclusión de que el fármaco no es eficaz.

En numerosas ocasiones el motivo principal de la disfunción eréctil es la ausencia de deseo sexual (disminución de la libido) y puede darse la situación que se usen estos fármacos para mejorar la erección sin estar en una situación sexual adecuada. Cabe recordad que los 5-IPD mejoran la respuesta del pene al deseo sexual (en términos de rigidez y duración) pero no aumentan la libido. En esta situación habrá que estudiar las causas de la disminución del deseo y proponer tratamientos adecuados.

Jesús Martínez Ruiz

Urólogo

Bibliografía:

  1. Lau DH, Kommu S, Mumtaz FH, Morgan RJ, Thompson CS, Mikhailidis DP. The management of phosphodiesterase-5 (PDE5) inhibitor failure. Curr Vasc Pharmacol. 2006 Apr;4(2):89-93.
  2. Kloner RA. Pharmacology and drug interaction effects of the phosphodiesterase 5 inhibitors: focus on alpha-blocker interactions. Am J Cardiol. 2005 Dec 26;96(12B):42M-46M.
  3. Sussman DO. Pharmacokinetics, pharmacodynamics, and efficacy of phosphodiesterase type 5 inhibitors. J Am Osteopath Assoc. 2004 Mar;104(3 Suppl 4):S11-5.