El día 15 de Septiembre es el Día Mundial de la Salud Prostática y desde Pelvic Salud queremos concienciar de la importancia de conocer, detectar y prevenir los problemas de próstata. Para ello hemos preparado este breve post, con información sobre la próstata, su salud y sus cuidados.

Antes de hablar de salud prostática vamos a recordar qué es la próstata y qué síntomas pueden aparecer cuando se ve afectada.

La  próstata es una glándula presente en el hombre, que se encuentra debajo de la vejiga y es atravesada por la uretra. Debido a que la uretra atraviesa la próstata cualquier patología de esta glándula puede producir problemas para orinar.

¿Cuales son las principales patologías de la próstata?

Los principales problemas que pueden afectar a la próstata  son la  Hiperplasia Benigna de Próstata, el Cáncer de Próstata y las Infecciones (Prostatitis).

Vamos a focalizar este post en la  Hiperplasia Benigna de Próstata,  ya que  es  la patología prostática más frecuente.

La Hiperplasia Benigna de Próstata produce síntomas lentamente progresivos, que se asocian al envejecimiento y que el varón asume como normales, pero que pueden llegar a impactar de una manera considerable en su calidad de vida.  Con la edad, la próstata suele aumentar de tamaño  estrechando  el conducto urinario a la salida de la vejiga y presentando el paciente dificultad para orinar de manera progresiva, es decir el aumento del tamaño de la próstata obstruye o dificulta la salida de la orina.

¿Qué síntomas pueden presentar los pacientes?

 Los síntomas pueden ser de tres tipos o incluso combinarse:

  • Síntomas de llenado:  se producen cuando la vejiga se está llenando, en fase de reposo vesical (micciones frecuentes, necesidad de levantarse a orinar una o más veces por la noche, necesidad urgente de orinar, acompañado o no de pérdida de orina en ese momento).
  • Síntomas de vaciado: se producen cuando la vejiga se está vaciando, mientras se orina (chorro de orina débil, intermitente o entrecortado, necesidad de hacer fuerza para orinar).
  • Síntomas postmiccionales: aparecen tras haber orinado (sensación de vaciado incompleto o pérdida involuntaria de orina en forma de gotas después de haber terminado de orinar).

¿Hay que tratar siempre los síntomas prostáticos?

La Asociación Europea de Urología (AEU) afirma que muchos hombres con síntomas prostáticos leves no precisan tratamiento farmacológico, ni cirugía y esto va a depender lógicamente de la intensidad de los síntomas y de la posibilidad de aparición de complicaciones. Diferentes artículos refieren que un alto porcentaje de pacientes permanecen sin cambios en los síntomas al año de la decisión de vigilancia.

Igualmente la Asociación Española de Urología (AEU) emite una serie de recomendaciones  higiénico-dietéticas para los pacientes con síntomas prostáticos, entre lo que están:

  • Reducir la ingesta hídrica para reducir el número de veces que se va a orinar, sobre todo por la noche,
  • Reducir la ingesta de cafeína y alcohol, ya que son irritantes de la vejiga y tienen efecto diurético, favoreciendo la frecuencia, la urgencia y la nicturia.
  • Controlar los síntomas de urgencia con métodos de distracción vesical como respirar profundamente, hacer ejercicios de contracción de musculatura del suelo pélvico,
  • intentar aumentar el tiempo entre micciones para ir aumentando poco a poco la capacidad vesical.
  • Evitar el estreñimiento.

Otro aspecto importante es revisar con su médico qué otros tratamientos está tomando para otras patologías. Diferentes medicaciones pueden influir en los síntomas urinarios y se debe valorar cambiar o reducir dosis, si es posible (por ejemplo, fármacos diuréticos)

Existe evidencia de que realizando estas medidas de autocuidado los síntomas de obstrucción y de progresión mejoran, medidos por cuestionarios objetivos de calidad de vida.

Como Médico Rehabilitadora además añadiría la importancia de la realización de ejercicio físico y evitar la obesidad para mejorar los síntomas prostáticos, dejando en manos de nuestros compañeros urológos el diagnóstico, seguimiento y tratamiento de la Hiperplasia Benigna de Próstata.

María García Bascones

Médico especialista en Medicina Física y Rehabilitación

Bibliografía

EAU Guidelines Office, Arnhem, The Netherlands. Accesible en : http://uroweb.org/guidelines/compilations-of-all-guidelines/

Brown, C.T., et al. Self management for men with lower urinary tract symptoms: randomised controlled trial. BMJ, 2007. 334: 25.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17118949