Me gustaría aclararos qué es la Rehabilitación del Suelo Pélvico, ya que muchas personas están interesadas en este tema. Pues bien, la Rehabilitación es una especialidad médica que se encarga de restaurar las funciones del suelo pélvico y de la zona lumbo-abdomino-pélvica o intentar conseguir la menor discapacidad posible cuando estas funciones están alteradas.

Cuando hay una patología instaurada se intenta buscar las adaptaciones necesarias para restablecer las funciones o minimizar las consecuencias del déficit que puedan provocar.

¿Cuándo necesitamos restaurar las funciones del suelo pélvico?

Pues cuando tenemos alteraciones en la micción, por ejemplo escapes de orina relacionados con la tos, el estornudo, el deporte, es decir, incontinencia urinaria de esfuerzo. Cuando se produce una necesidad imperiosa de ir a orinar, lo que se denomina urgencia miccional, y hace que interrumpamos nuestra actividad para ir corriendo al WC sin posibilidad de demorar el deseo miccional e incluso pudiendo alterarse el sueño, provocando varios paseos nocturnos al baño, este cuadro clínico se denomina Vejiga Hiperactiva.

Las alteraciones de las funciones del suelo pélvico no sólo afectan a la micción sino también pueden alterar a la defecación, en forma de estreñimiento crónico funcional e incontinencia fecal o de gases.

El dolor pélvico crónico y perineal también puede alterar la función del suelo pélvico y provocar importantes alteraciones en la calidad de vida y en el estado anímico del paciente. Los hombres no quedan libres de estas alteraciones funcionales donde puede verse sintomatología típica de llenado o de vaciado de la vejiga o ambas pueden coexistir en el mismo paciente. Además, después de la cirugía de próstata pueden aparecer problemas de incontinencia urinaria en el varón y disfunción eréctil con bastante frecuencia.

¿Cómo se restauran las funciones del suelo pélvico?

Lo primero es realizar un buen diagnóstico, lo que implica que el Médico Rehabilitador realizará una historia clínica completa y detallada, una exploración exhaustiva no sólo del suelo pélvico, también de la región abdominal, diafragma, columna lumbar y pelvis.

En la consulta se realizarán pruebas complementarias para medir la capacidad contráctil de la musculatura de suelo pélvico (electromiografía), una ecografía de abdomen o una ecografía de suelo pélvico, según lo que se necesite explorar. Además, se solicitarán las pruebas complementarias necesarias, en caso de que no se hayan solicitado ya por el Urólogo o Ginecólogo, para completar el diagnóstico.

Una vez tengamos el diagnóstico pues podremos realizar un abordaje terapéutico rehabilitador o lo que es lo mismo una planificación del tratamiento de forma individualizada.

¿Cuál es el camino que el paciente debería seguir para llegar a las Unidades de Rehabilitación de Suelo Pélvico?

Habitualmente, los pacientes llegan al Rehabilitador derivados de otro especialista, en general, derivados de Urología o Ginecología y Obstetricia, con las pruebas complementarias ya realizadas o al menos solicitadas.

También pueden llegar derivados de su Médico de Atención Primaria. El recorrido ideal sería el siguiente: la primera atención la debe realizar el Médico de Atención Primaria y valora si precisa derivación al especialista de suelo pélvico en Urología o Ginecología. El paciente llega a atención especializada, y es aquí donde se completa el estudio, se diagnostica y se pauta un tratamiento.

Este tratamiento puede ser farmacológico, conservador o quirúrgico, no son excluyentes entre sí. Si el paciente es candidato de tratamiento conservador se deriva al especialista en Rehabilitación y si por el contrario se propone tratamiento quirúrgico se valorará qué técnica es la más adecuada para cada caso.

¿Qué se realiza en una unidad de Rehabilitación de suelo pélvico?

Pues como ya hemos dicho una parte fundamental de nuestras consultas es la evaluación integral de los pacientes, solicitud de pruebas complementarias para llegar a un diagnóstico. También instruimos al paciente para realizar los diarios miccionales y entregamos test de calidad de vida. Dependiendo del diagnóstico del paciente la propuesta terapéutica será individualizada.

Dentro del abordaje rehabilitador están incluidos los siguientes tratamientos: tratamiento farmacológico, tratamiento para la salud vaginal, reeducación vesical, derivación a Fisioterapia, enseñanza de uso de dispositivos domiciliarios y técnicas intervencionistas como son la infiltración en el dolor, etc.

Soraya Hijazi Vega

Medicina Física y Rehabilitación