RELACIONES SEXUALES DOLOROSAS TRAS EL PARTO.

MARIA ANTONIA LOPEZ RUBIO

Esterilidad y Reproducción Asistida - Fecundación In Vitro - Salud Sexual y Reproductiva - Reproducción Humana Complejo Hospitalario Universitario de Albacete

   El dolor con las relaciones sexuales se denomina dispareunia. Es un fenómeno relativamente frecuente en el postparto, favorecido por múltiples factores.

   El primero es que en dicha fase existe un ambiente hormonal de descenso de estrógenos en la mujer, similar al de otras fases de la vida reproductiva como la menopausia, que hacen que las relaciones sexuales sean dolorosas porque se produce menor lubricación con las mismas.

  El principal factor de riesgo asociado al parto para presentar relaciones sexuales dolorosas son las lesiones perineales que se pueden producir en el transcurso de éste, ya que tan sólo alrededor de un 11% de las mujeres que mantienen el periné íntegro tras el parto presentan dolores con las relaciones. De hecho, aunque se produzca una laceración menor en el periné que no requiera puede ocurrir dispareunia en un 15% y hasta en el 21 % de las que requieren sutura de dicha lesión.

   Una práctica que favorece su aparición es la realización de episiotomía, ya que se asocia dolor con la penetración en el postparto hasta un 40% de los casos. Afortunadamente, cada vez se es más estricto y más selectivo a la hora de aplicar dicha técnica obstétrica en los partos, ya que no es inocua, por lo que es importante reservar su uso ya que además de otras consecuencias, puede afectar a la salud sexual de la paciente.

   No sólo la lesión perineal es un factor importante en el origen de la dispareunia, también lo es la magnitud y el alcance de dicha lesión, que además puede ser factor de riesgo para incontinencia urinaria y fecal. Adicionalmente, también aumenta su frecuencia de aparición el antecedente de parto instrumental.

   Ahora bien, ¿sería la cesárea una medida preventiva de las relaciones sexuales dolorosas postparto? Parece ser que la prevalencia de dispareunia posparto en mujeres sometidas a cesárea es menor a los 3 meses posparto con respecto a las que han parido por vía vaginal, pero esa diferencia a favor de la cesárea desaparece a los 6 meses posparto, no habiendo diferencias en cuanto a prevalencia de relaciones sexuales dolorosas independientemente de la vía de parto. Por ello, la cesárea programada no debe plantearse como un método electivo a la hora de prevenir la dispareunia, ya que además no dejan de ser una intervención quirúrgica no exenta de riesgos.

Bibliografía:

Brtnicka, H & Weiss, Petr & Zverina, Jaroslav. (2009). Human sexuality during pregnancy and the postpartum period. Bratislavské lekárske listy. 110. 427-31.

Lurie, S., Aizenberg, M., Sulema, V., Boaz, M., Kovo, M., Golan, A., & Sadan, O. (2013). Sexual function after childbirth by the mode of delivery: a prospective study. Archives of gynecology and obstetrics, 288(4), 785-792.

Manresa, M., Pereda, A., Bataller, E., Terre-Rull, C., Ismail, K. M., & Webb, S. S. (2019). Incidence of perineal pain and dyspareunia following spontaneous vaginal birth: a systematic review and meta-analysis. International urogynecology journal, 30(6), 853-868.

María Antonia López Rubio

Ginecóloga.

Entradas relacionadas

¿CUALES SON LAS CIFRAS DE PREVALENCIA DE LAS PRINCIPALES DISFUNCIONES DEL SUELO PÉLVICO?

¿CUALES SON LAS CIFRAS DE PREVALENCIA DE LAS PRINCIPALES DISFUNCIONES DEL SUELO PÉLVICO?

Las disfunciones de suelo pélvico engloban cuadros clínicos como la incontinencia urinaria y fecal, el prolapso de órganos pélvicos, las...