SANGRE EN EL SEMEN: HEMOSPERMIA

JESUS MARTÍNEZ RUÍZ

Facultativo Especialista de Área de Urología Gerencia de Atención Integrada de Albacete

La hemospermia se define como la aparición de sangre en la eyaculación. Suele tratarse de un episodio único, autolimitado e indoloro pero que genera ansiedad. A pesar de ser considerado, en ocasiones, como un síntoma menor que origina ansiedad en el paciente y que puede indicar la presencia de una patología del aparato genitourinario.

¿Cuáles son las causas que pueden dar lugar a la aparición de sangre en la eyaculación?

Las principales razones que pueden dar lugar a esta situación son las malformaciones congénitas, la obstrucción, los tumores, los estados inflamatorios, las anomalías vasculares, los traumatismos y las enfermedades sistémicas. No obstante en numerosas ocasiones, y a pesar de llevar a cabo los estudios pertinentes, no se objetivará ninguna causa, y se hablará de hemospermia idiopática.

Aunque las posibilidades diagnósticas son diversas y extensas, en la mayoría de los casos se debe a infecciones o procesos inflamatorios. La probabilidad de que una enfermedad maligna se presente en un paciente mediante alguno de estos síntomas es del 3,5% aproximadamente.

El abordaje básico de esta situación se basa por un lado, en la historia clínica específica (con evaluación de la posibilidad de enfermedades de transmisión sexual), y por otro, en la exploración física incluyendo la determinación de la presión arterial y la exploración genital (que incluye el tacto rectal).

La analítica básica de orina, el hemograma, la coagulación y la determinación del PSA en sangre (Antígeno Prostático Específico) en mayores de 40 años tras asesoramiento adecuado, son las primeras pruebas complementarias que pueden orientar el diagnóstico.

Los cultivos de orina y semen, la cistoscopia y la resonancia magnética pélvica son otras herramientas diagnósticas posibles. La cuestión de si se justifica una mayor investigación depende del criterio del médico, la edad del paciente y una evaluación de los factores de riesgo.

Si se ha detectado una enfermedad infecciosa se tratará con la terapia antibiótica adecuada. El resto de anomalías se tratarán de modo conservador o intervencionista dependiendo de la causa. En el caso de no encontrar ninguna patología, el paciente debe estar tranquilo.

Aunque es comprensible alarmarse ante la presencia de sangre en el eyaculado esto no debe ser así. En primer lugar, consulte con su médico de confianza quien realizará las investigaciones pertinentes con el objetivo de excluir una causa subyacente grave. A pesar de ser infrecuente se debe evitar la investigación excesiva y con el fin de aliviar la ansiedad del paciente.

BIBLIOGRAFÍA

·    Ahmad, I., et al. Hemospermia. J Urol, 2007. 177: 1613.
·    Efesoy, O., et al. Hematospermia is rarely related to genitourinary cancer: lessons learned from 15 years of experience with 342 cases. Int J Impot Res, 2020.
·    Akhter, W., et al. Should every patient with hematospermia be investigated? A critical review. Centr Eur J Urol, 2013. 66: 79
·    Suh, Y., et al. Etiologic classification, evaluation, and management of hematospermia. Transl Androl Urol, 2017. 6: 959.

Entradas relacionadas

TRATAMIENTO CON ALFA BLOQUEANTES EN MUJERES

TRATAMIENTO CON ALFA BLOQUEANTES EN MUJERES

El tratamiento con alfa- bloqueantes es ampliamente conocido y usado en hombres con síntomas urinarios derivados del crecimiento de la próstata. La...