EL MICROBIOMA HUMANO

Soraya Hijazi Vega

Medicina Física y Rehabilitación. Complejo Hospitalario Universitario de Albacete

¿Qué es el microbioma?

El microbioma humano es la suma de toda la información genómica que pertenece a la microbiota residente, es decir, la vida no humana que coloniza nuestro cuerpo.

A través de años de investigación, ha quedado claro que el cuerpo humano alberga distintas poblaciones microbianas dentro de varios nichos anatómicos. Un nicho microbiano poco estudiado pero importante ahora está siendo examinado de cerca y caracterizado funcionalmente, se trata del tracto urinario (TU) humano.  Dicho TU alberga una comunidad microbiana residente. Estos datos relativamente nuevos que caracterizan la microbiota urinaria humana desafían la teoría y la práctica clínica de décadas de antigüedad en la que se creía en la esterilidad del TU. Recordemos que el TU se refiere al sistema de órganos involucrado en la producción, el transporte, el almacenamiento y la excreción de orina, implicando a los órganos correspondientes: el riñón, los uréteres, la vejiga y la uretra.

El término tracto urogenital (TUG) se usa para referirse a un sistema de órganos que incluye al TU, así como los lugares anatómicos y los órganos involucrados en la reproducción que pueden contribuir a la carga microbiana de la orina, como son la vagina, el cuello uterino, la piel periuretral, el pene, las superficies de la piel púbica y el área perineal.

La microbiota urinaria ha sido caracterizada y medida de forma reproducible. Hasta la fecha, se cree que >100 especies de más de 50 géneros residen en el TU humano y el TUG.

EL CUERPO HUMANO ES UNA COLECCIÓN DE NICHOS CON FIRMAS MICROBIANAS ÚNICAS

Durante el siglo pasado, se ha visto un progreso significativo en la caracterización funcional del microbioma humano. Ya en 1908, el concepto de una microbiota saludable fue propuesto por Metchnikoff con su sugerencia de enriquecer la dieta con una especie de Lactobacillus que se cree que es beneficiosa en el intestino humano. En 1921, Cannon caracterizó por primera vez los cambios de composición en la flora intestinal por la dieta. Hoy en día, estudios recientes han estimado que los cuerpos humanos femenino y masculino están colonizados por 44 x 1012 y 38 x 10 12 células microbianas individuales, respectivamente.

Con la llegada de nuevas tecnologías de secuenciación, se ha logrado un progreso significativo en la investigación del microbioma humano. La evolución de la metagenómica como herramienta manejable y robusta ha transformado fundamentalmente nuestra capacidad para caracterizar la ecología taxonómica y genómica de los ecosistemas microbiales.

Dicha evolución en metagenómica y nuevas técnicas avanzadas de cultivo, han mejorado nuestra comprensión no solo de qué microbios residen dentro de un ecosistema en particular, sino también qué genes, vías metabólicas y adaptaciones fisiológicas son necesarias para sobrevivir y prosperar dentro de un ecosistema en particular.

La últimas investigaciones apuntan a que ya se dispone de la primera caracterización metagenómica detalla de nichos microbianos en todo el cuerpo humano, se han perfilado ya 18 localizaciones en el cuerpo. Los esfuerzos avanzan en identificar el conjunto de genes y las vías metabólicas necesarias para que una comunidad microbiana funcione dentro de un nicho. La firma genética de una microbiota residente puede codificar funciones que el huésped no puede realizar, dando una ventaja competitiva al huésped.

Una observación crítica hecha a partir de estas últimas investigaciones es que cada sitio del cuerpo muestreado parece tener una firma microbiana única y que no se encontraron taxones microbianos universalmente presentes en todos los sitios del cuerpo e individuos. Por ejemplo, las ecologías microbianas de la boca, el intestino, la vagina y la piel son distintas entre sí, y estos sitios albergan poblaciones microbianas que han evolucionado para sobrevivir en el entorno químico, metabólico e inmunológico único de cada nicho.

Soraya Hijazi Vega

Medicina Física y Rehabilitación

Bibliografía

  1. Neugent ML, Hulyalkar NV, Nguyen VH, Zimmern PE, De Nisco NJ. Advances in Understanding the Human Urinary Microbiome and Its Potential Role in Urinary Tract Infection. mBio. 2020 Apr 28;11(2):e00218-20. doi: 10.1128/mBio.00218-20. PMID: 32345639; PMCID: PMC7188990.
  2. Human Microbiome Project Consortium. 2012. Structure, function and diversity of the healthy human microbiome. Nature 486:207–214. https://doi.org/10.1038/nature11234.
  3. Postler TS, Ghosh S. 2017. Understanding the holobiont: how microbial metabolites affect human health and shape the immune system. Cell Metab 26:110 –130. https://doi.org/10.1016/j.cmet.2017.05.008.
  4. Sender R, Fuchs S, Milo R. 2016. Revised estimates for the number of human and bacteria cells in the body. PLoS Biol 14:e1002533. https:// doi.org/10.1371/journal.pbio.1002533.
  5. Gilbert JA, Blaser MJ, Caporaso JG, Jansson JK, Lynch SV, Knight R. 2018. Current understanding of the human microbiome. Nat Med 24: 392– 400. https://doi.org/10.1038/nm.4517.

Entradas relacionadas

¿CUÁL ES EL MEJOR TRATAMIENTO PARA LAS HERMORROIDES SI FRACASA EL TRATAMIENTO CONSERVADOR?

¿CUÁL ES EL MEJOR TRATAMIENTO PARA LAS HERMORROIDES SI FRACASA EL TRATAMIENTO CONSERVADOR?

 La cirugía de las hemorroides es una intervención con muy mala fama por el conocido dolor postoperatorio, pero no siempre es así y existen...

TENGO HEMORROIDES ¿DEBO OPERARME?

TENGO HEMORROIDES ¿DEBO OPERARME?

Responder es esta pregunta puede ser sencillo pero no siempre lo es. Depende del tipo de hemorroides y de los síntomas que nos esten causando. Lo...