TRATAMIENTO CON ALFA BLOQUEANTES EN MUJERES

El tratamiento con alfa- bloqueantes es ampliamente conocido y usado en hombres con síntomas urinarios derivados del crecimiento de la próstata. La próstata se sitúa inmediatamente por debajo de la vejiga y la uretra pasa a su través para vaciar la orina durante la micción y cuando ésta crece produce chorro flojo, entrecortado, dificultad para empezar a orinar…

El alfa- bloqueante más usado es la tamsulosina, aunque existen otros más antiguos como la doxazosina (menos selectivo por la vejiga y próstata) y otros más modernos como la silodosina (más urológicamente selectivo).

La tamsulosina es un antagonista selectivo de los receptores alfa1 adrenérgicos y funciona reduciendo la tensión del músculo liso de la próstata y de la uretra, es decir relaja y por tanto mejora la fuerza del flujo urinario, la frecuencia de micciones…

La experiencia y el beneficio de este tratamiento en hombres con síntomas de hiperplasia benigna de próstata son reconocidos y ampliamente avalados por la literatura científica y son de uso clínico habitual. Pero los alfa- bloqueantes también son usados en ocasiones en el tratamiento de síntomas urinarios en mujeres, lo cual puede sorprender si se lee el prospecto.

El uso más clásico en mujeres es en los casos que existen problemas de vaciado de la vejiga urinaria, presentando flujo urinario bajo, vaciado incompleto de la orina tras la micción, aumento de frecuencia miccional… Esto puede suceder en  mujeres con síntomas urinarios de origen neurógeno (lesiones medulares, infartos cerebrales, lesiones de columna…) y no neurógenos, y el tratamiento con alfa bloqueantes puede mejorar los síntomas y los datos urodinámicos (prueba para demostrar objetivamente la mejoría en flujo, vaciado vesical…). Incluso puede mejorar el número de infecciones de orina de repetición en  estas pacientes.

También se ha usado en combinación con otros tratamientos frecuentemente usados en mujeres con vejiga hiperactiva, como los anticolinérgicos (fesoterodina, tolterodina, solifenacina, papaverina…).

La tamsulosina es usada también para el tratamiento de los cólicos renales. En combinación con el tratamiento con antiinflamatorios forma parte del tratamiento expulsivo para favorecer la emisión de litiasis a su paso del uréter desde el riñón, en hombres y en mujeres, también durante el segundo y tercer trimestre de embarazo.

Algunas patologías urológicas pueden producir obstrucción del uréter y en ocasiones esta obstrucción debe resolverse mediante la colocación de un catéter doble J, que comunica el riñón con la vejiga, salvando así la obstrucción ureteral. Este catéter es un tubo hueco que permite el paso de orina a su través y puede ser colocado ante algunas patologías o tras algún procedimiento urológico como las ureteroscopias. Se debe llevar durante un tiempo, desde algunos días, hasta meses y puede provocar molestias derivadas de llevarlo en el interior, como irritación en la vejiga dando síntomas parecidos a una vejiga hiperactiva o una infección de orina. Estos problemas son aliviados con el tratamiento con tamsulosina, independientemente del sexo.

Se ha usado también en el postoperatorio de mujeres sometidas a cirugía pélvica reconstructiva (prolapso de órganos pélvicos: vejiga, útero, o recto que sobresalen por la vagina), reduciendo el riesgo de presentar una retención urinaria.

En definitiva, la tamsulosina y en general los alfa- bloqueantes son medicamentos muy usados en urología. El uso de alfa- bloqueantes es muy frecuente en varones con hiperplasia benigna de próstata, pero existen patologías en mujeres  que pueden aliviarse con su uso.

Emilio Rubio Hidalgo

Urología

Referencias :

  • Ghang et al. The effectiveness of tamsulosin in treating women with voiding difficulty. Inernational Journal of Urology 2008.15; 981-5.
  • Kaplan et al. Sfety of Tamsulosin: a Systematic review of radnomized trials with a focus on women and children. Drug Saf 2018. 41:835-42.
  • Therault B et al. Sfety and efficacy of tamsulonin as medical expulsive therapy in pregnacy. Wournal of Urology 2020:38:2301-6

Entradas relacionadas

¿CUALES SON LAS CIFRAS DE PREVALENCIA DE LAS PRINCIPALES DISFUNCIONES DEL SUELO PÉLVICO?

¿CUALES SON LAS CIFRAS DE PREVALENCIA DE LAS PRINCIPALES DISFUNCIONES DEL SUELO PÉLVICO?

Las disfunciones de suelo pélvico engloban cuadros clínicos como la incontinencia urinaria y fecal, el prolapso de órganos pélvicos, las...