Seguro habéis oído hablar alguna vez de los abdominales hipopresivos, sus famosos beneficios para el suelo pélvico y cómo tener un abdomen tonificando gracias a ellos.

En este post, quiero definir el concepto de gimnasia abdominal hipopresiva, conocida como “hipopresivos”. Cuales son sus beneficios, cuando estarían indicados y sus contraindicaciones.

¿Qúe son los “hipopresivos”?

No se resume a realizar abdominales, en los que hay que realizar una apertura costal, metiendo barriga y aguantando el aire. Es un concepto erróneo y mal difundido. Los ejercicios hipopresivos son una secuencia rítmica de ejercicios posturales; cuyo objetivo es modificar nuestra postura, para tener un tono muscular global óptimo.

¿Cómo se realizan los “hipopresivos”?

Se realizan en apnea espiratoria, para potenciar sus efectos, activando aún más la musculatura espiratoria (musculatura profunda del abdomen). Y así inhibir el diafragma torácico. Las apneas se van haciendo de forma progresiva, así ganaremos resistencia, mejorando nuestra capacidad respiratoria.

No hay que solicitar una contracción muscular voluntaria de nuestro suelo pélvico, a priori. Duda que se suele presentar, también. Decir a nuestros pacientes que los hagan todos los días, sino conseguimos que los integren en su vida diaria y cambie su déficit postural, no tiene sentido alguno.

¿Para qué sirven los”hipopresivos”?

Como objetivo principal de su práctica sirven para disminuir la presión intra-abdominal ante el esfuerzo (tos, estornudo, salto…) Así como, normalizar el tono del diafragma torácico. Por el contrario, la práctica de ejercicios abdominales clásicos (“Crunch abdominal”), es hiperpresiva.

La práctica de hipopresivos tiene muchas indicaciones y beneficios. Proporcionan una eficaz protección lumbo-pélvica, y previene la aparición de hernias de todo tipo.

Suponen parte del tratamiento fisioterápico estrella, en el post-parto. La distensión abdominal propia del embarazo, conlleva: una mala gestión de presiones hacia vagina, una hipotonía de la musculatura del suelo pélvico, fascialmente los órganos pélvicos tendrán tendencia al descenso (Prolapso). Todo esto nos da papeletas, a tener una incontinencia urinaria de esfuerzo por hipermovilidad de la unión uretro-vesícal. Con toda esta cascada de signos y síntomas, los hipopresivos, estarían indicados.

No es sólo una cuestión estética, ya que, su práctica habitual disminuye el perímetro de la cintura; es una cuestión de prevención y salud en la esfera pelvi-perineal.

Como contraindicación absoluta, la hipertensión arterial y durante el embarazo (riesgo contracciones uterinas). Existen otras contraindicaciones relativas como es el reflujo gastroesofágico.

Esperemos os haya parecido interesante, no dejéis de preguntarnos dudas y permanecer atentos a nuestras redes. Próximamente escribiremos un post con una secuencia básica de hipopresivos.

Ana Belén González García

1834-CLM

Fisioterapeuta, especializada en pelviperineología y disfunciones del suelo pélvico