En el embarazo estamos más predispuestas a informarnos sobre todos los aspectos relacionados con la maternidad y la crianza.
En este período ya se decide la forma de alimentar a nuestro bebé. Es importante tomar esta decisión estando bien informadas.

Si hemos decidido amamantar a nuestro hijo, una de las cosas que puede ayudarnos es asistir a grupos de lactancia durante el embarazo, así como a las clases de preparación al parto. El contacto con estos grupos y con la matrona de referencia, nos pueden facilitar la instauración de la lactancia materna. Así mismo, es importante el apoyo de la pareja y de la familia.

Los primeros pasos:

Un parto respetado, en el que se permita la verticalidad, el movimiento y en el que se respeten los tiempos, es decir, un parto poco intervenido, favorece la lactancia materna.

En el paritorio, durante las dos primeras horas postparto, existe un periodo sensible, de alerta (por la descarga de noradrenalina que sufre el recién nacido durante el parto) en el que es importante el contacto piel con piel madre-hijo y evitar la separación, ésto va a facilitar un agarre espontáneo y va a favorecer el vínculo.

Las matronas podemos ayudarte mediante indicaciones sencillas y breves, favoreciendo la intimidad y la correcta postura de la madre e interviniendo lo menos posible en este proceso. Es importante el apoyo emocional y favorecer la autoestima de la madre.

La lactancia debe ser a demanda, ofreciendo una respuesta temprana a las señales que nos muestra el bebé.

Se recomienda lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, durante el primer año de vida es el alimento principal y se debe prolongar todo lo que tanto la madre como el bebe deseen.

Son múltiples las ventajas para nuestro hijo, se ha demostrado que tienen menor número de infecciones gastrointestinales y respiratorias, alergias y que previene sobrepeso en la infancia. Por otra parte, favorece el correcto desarrollo de la mandíbula. La parte emocional también se ve favorecida por la formación del buen vínculo con su figura de apego.

Ya en nuestra casa:

La lactancia es un proceso que requiere aprendizaje y adaptación. Tanto nuestro bebé como la propia leche materna van evolucionando. La leche materna sufre un cambio desde el primer calostro a la leche madura y se va adaptando a las necesidades de nuestro bebé.

Es importante acudir a las revisiones de la madre y del recién nacido en nuestro Centro de Salud. La matrona, enfermera de pediatría o Pediatra pueden observar las tomas y ayudarnos si es necesario. La experiencia de otras madres también puede ser de gran ayuda.

Ofrecer de forma frecuente el pecho sin limitar el tiempo de cada toma, no interferir con chupetes o biberones y un agarre adecuado son importantes en este momento de acoplamiento madre- hijo.

El apoyo de la pareja es fundamental, se debe favorecer el descanso de la madre y apoyar a la madre emocionalmente.

Lactancia y suelo pélvico.

La lactancia materna favorece la secreción de oxitocina y la contracción uterina. Esto favorece que en el puerperio se produzca un menor sangrado postparto y se favorece el retorno de nuestros órganos pélvicos a la posición previa al embarazo.

Existe otra hormona segregada durante la lactancia materna, llamada prolactina, que inhibe la secreción de estrógenos y progesterona, por ello podemos experimentar sequedad vaginal y dificultad en las relaciones sexuales (situación similar a la menopausia).

Síntomas como incontinencia urinaria más allá de los 6 primeros meses postparto, incontinencia anal, fecal, dolor pélvico, dolor con las relaciones sexuales, deben ser valorados y tratados por un especialista en suelo pélvico.

La valoración y tratamiento del diafragma, de la musculatura abdominal y de la postura son asimismo fundamentales para la correcta recuperación de la musculatura del suelo pélvico.

Acudir de forma precoz al profesional especialista mejora el pronóstico y la calidad de vida de la mujer.

Rebeca Puentes Gutiérrez

Matrona y Fisioterapeuta 

Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco-OSTEBA, 2017.

Guía de lactancia Materna Revisión y adaptación de la Guía de Lactancia Materna. Elaborada por el Grupo de Lactancia Materna del Complejo Hospitalario Universitario Granada y Atención primaria. 2015.