Se trata de una pregunta frecuente que cualquier mujer se habrá realizado en un momento de su vida.

Pues la respuesta es… depende.

Para explicaros este post voy a dividir a las mujeres en 3 grupos e intentar simplificar la respuesta al máximo.

  1. Mujeres sin problemas en el suelo pélvico (por ejemplo, mujeres nulíparas, es decir, sin haber tenido un parto y que aún no han llegado a la menopausia): pueden realizar todo tipo de deportes, realmente no hay límites más que los físicos de la propia persona. Si estás interesada en cuidar tu suelo pélvico, nuestro consejo es que no realices exclusivamente deportes de impacto (carrera, salto…) si no que complementes con deportes tipo pilates, estiramientos o yoga.
  • Mujeres con disfunciones del suelo pélvico (por ejemplo, sufrir escapes de orina con la tos, el salto, la risa… o padecer un prolapso, es decir, el descenso de la vejiga o del útero). Lo más recomendable es realizar deportes que no sean de impacto, evitar la carrera, el salto, los abdominales clásicos y realizar deportes que trabajen la higiene postural global y respeten el suelo pélvico. Te explicaré qué debes evitar y así me entenderás pronto. No es aconsejable realizar ejercicios que abomben el abdomen, para ello puedes apoyar tus manos sobre la parte baja del abdomen, realizar el ejercicio y observar qué sucede con tu abdomen. SI TU ABDOMEN SE ABOMBA, PERJUDICA AL SUELO PÉLVICO. Si tu abdomen se mantiene firme, o incluso se introduce hacia dentro, el ejercicio no perjudica a tu suelo pélvico.
  • Mujeres que han parido en los últimos meses. Es un grupo especial, ya que muchos de los problemas que se desarrollan en la posteridad, tienen su origen en el momento del parto y en no realizar una buena recuperación. Así que, aunque hayas tenido un parto maravilloso o una cesárea, nuestro consejo es que dediques todos los días unos minutos a tu recuperación. Quizás con 20 minutos al día sea suficiente, y estás realizando una gran inversión en el futuro de tu salud pélvica. Recupera tu abdomen, trabaja la musculatura de suelo pélvico, cuida tu periné, trata tus cicatrices aunque no te molesten y recupera un buen tono muscular global para mantener una buena higiene postural. Acude a centro especializado y déjate guiar, si no tienes disfunción de suelo pélvico, se trata de aprender qué ejercicios tienes que practicar. Si por el contrario, has sufrido durante tu parto y tienes problemas perineales postparto o una diástasis abdominal, más motivo para que busques ayuda e inicies pronto un tratamiento.

Mensaje 1: cuida tu suelo pélvico aunque no tengas síntomas.

Mensaje 2: si tienes problemas de suelo pélvico, es muy importante saber qué ejercicios debes evitar.

Mensaje 3: todas las mujeres tienen que tomarse un tiempo de recuperación después de traer un bebé al mundo, tengan o no disfunciones perineales.

Soraya Hijazi Vega

Medicina Física y Rehabilitación