Usted tiene un prolapso…

y … ¿eso qué es? ¿es grave? Estoy asustada.

Hoy os voy a hablar de un problema de suelo pélvico muy común, el descenso de órganos pélvicos o también llamado prolapso.

Pues bien, los órganos pélvicos son la vejiga, la uretra, el útero y el recto en su posición más posterior. Los prolapsos se suelen producir a través de la vagina, ya que lo que desciende son las paredes de la vagina y detrás de éstas se encuentran los órganos.

Os voy a simplificar al máximo para que entendáis lo que puede estar sucediendo cuando aparece el bulto en la vagina.

  • Si desciende la pared anterior de la vagina, es decir, la que está detrás del pubis, lo que desciende es la uretra o la vejiga o ambas.
  • Si lo que desciende es el techo de la vagina, arrastra al cuello del útero y al útero.
  • Si lo que desciende es la pared posterior de la vagina, es decir, la que más cerca del ano se encuentra, lo que arrastra es el recto o en ocasiones asas intestinales.

A veces, pueden aparecen descensos combinados, es decir, no sólo desciende una pared sino que puede descender la anterior y/o la apical (el “techo”) y/o la posterior.

También se puede producir una salida de la mucosa rectal a través del ano, lo que se denomina prolapso de la mucosa rectal. Pero esto no estaría incluído en el tipo de prolapsos de los que os estoy hablando, que se producen a través de la vagina.

¿Por qué se produce un prolapso?

Por diversos motivos, normalmente es la suma de varios factores, como suele ser un suelo pélvico débil, un tejido conectivo de mala calidad, en ocasiones empeora con la menopausia, una presión intra-abdominal incrementada… es decir, un suelo pélvico que ha sufrido partos vaginales, una historia familiar de prolapsos (madre o hermanas) y un factor desencadenante como es el sobrepeso y la obesidad, tener un abdomen flácido, ser tosedora crónica (padecer de alguna enfermedad respiratoria tipo asma), realizar tareas de impacto como el salto, la carrera o levantar pesos de forma repetida.

La prevalencia real es desconocida, ya que las mujeres no consultan hasta que no tienen molestias genitales, dificultad para vaciar la vejiga, infecciones de repetición, estreñimiento o sensación de peso vaginal.

Se estima una prevalencia mundial del 20% aproximadamente, es decir, de cada 100 mujeres, 20 sufrirían de algún tipo de prolapso.

En caso de que note cualquiera de estos síntomas o se haya observado la presencia de un bulto en su vagina, acuda al Ginecólogo o un especialista en suelo pélvico.

Soraya Hijazi Vega

Medicina Física y Rehabilitación

Bibliografía

  • Walker GJ, Gunasekera P. Pelvic organ prolapse and incontinence in developing countries: review of prevalence and risk factors. Int Urogynecol J. 2011 Feb;22(2):127-35. doi: 10.1007/s00192-010-1215-0. Epub 2010 Jul 9. PMID: 20617303.
  • Islam RM, Oldroyd J, Rana J, Romero L, Karim MN. Prevalence of symptomatic pelvic floor disorders in community-dwelling women in low and middle-income countries: a systematic review and meta-analysis. Int Urogynecol J. 2019 Dec;30(12):2001-2011. doi: 10.1007/s00192-019-03992-z. Epub 2019 Jun 4. PMID: 31165221.