Hoy vamos a hablar de una situación que a muchas mujeres les ocurre, pero de la que no se suele hablar. En la consulta hemos observado que en general pocas pacientes lo cuentan, pero si preguntamos ¿tiene usted sensación de tener aire en la vagina cuando hace ejercicio o cuando tiene relaciones sexuales?  se sienten aliviadas cuando les explicas que es algo “normal”.

Este aire vaginal conocido como “ventosidades, aire vaginal o pedos vaginales”, o un nombre más moderno “queerfing” se produce porque se acumula aire en la vagina y ante un cambio de postura o de esfuerzo ese aire tiende a salir produciendo un ruido característico.

Cualquier mujer a lo largo de su vida puede tener aire vaginal, pero es más habitual que la causa sea la debilidad de la musculatura de suelo pélvico o un aumento del tamaño de la vagina tras los partos que hace que el aire entre con más facilidad con los cambios de postura.  Si estos gases aparecen tras una cirugía de suelo pélvico, radioterapia o se asocian con sangrado debes consultar a tu cirujano. Alguna cirugía o tratamientos de radioterapia pueden producir perdida de elasticidad y rigidez de las paredes vaginales y eso puede dar lugar también a la presencia de aire vaginal.

Diferentes estudios refieren que el aire vaginal produce una disminución de la calidad de vida de las mujeres que lo sufren, en cuanto a que se sienten menos cómodas durante las relaciones sexuales o realizando ejercicio. Sin embargo, los estudios no refieren impacto en la función sexual ni en la calidad de vida relacionada con ella en las parejas de las mujeres con aire vaginal.

¿Qué podemos hacer para evitarlos?

Realmente el aire en la vagina puede considerarse algo normal, pero es cierto que en muchas ocasiones esta relacionado con debilidad del suelo pélvico, con lo cual volvemos a la recomendación que hacemos en muchos de nuestros posts: fortalece tu musculatura de suelo pélvico, realizando ejercicios de suelo pélvico tipo Kegel varias veces al día.

Identificar en que situaciones sucede también puede ayudar a que la mujer se sienta menos incomoda. Si sucede con determinadas posturas durante las relaciones sexuales: habla con tu pareja. Si es con alguna postura especifica realizando ejercicio físico como puede ser una sentadilla amplia o la vuelta a la postura normal tras la postura de la vela en yoga o el roll over en pilates o los sit-up de croos-fit, evita esos movimientos, habla con tu entrenado/a para evitar esas posturas. Algunos autores recomiendan utilizar tampones durante el ejercicio para evitar ese paso del aire

Dra. María García Bascones

Medico Rehabilitadora

Referencias bibilograficas:

  • Krissi H. Vaginal wind – a new pelvic symptom. Int Urogynecol J Pelvic Floor Dysfunct. 2003 Dec;14(6):399-402. doi: 10.1007/s00192-003-1086-8. Epub 2003 Nov 25.
  • Neels H, Mortiers X, de Graaf S, Tjalma WAA, De Wachter S, Vermandel A. Vaginal wind: A literature review. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2017 Jul;214:97-103. doi: 10.1016/j.ejogrb.2017.04.033.  PMID: 28494270
  • Amarenco G, Turmel N, Chesnel C, Mezzadri M, Le Breton F, Charlanes A, Hentzen C. Vaginal gas: Review. Prog Urol. 2019 Dec;29(17):1035-1040. doi: 10.1016/j.purol.2019.10.004. Epub 2019 Nov 20. PMID: 31759885